Latest

Sports

Gossip

Covered

Marruecos Intenta Absorber Sahara Occidental

Luis Ammann
“La República Árabe Democrática Saharaui (RASD) y el Frente Polisario denunciaron hoy la pretensión de Marruecos de incluir al Sahara Occidental en el ámbito de sus elecciones legislativas. La imputación fue hecha por el presidente de la RASD y secretario general del Polisario, Mohamed Abdelaziz, en una carta dirigida al máximo responsable de Naciones Unidas, Ban Ki-moon”. Así lo informó el periodista , de Prensa Latina, acreditado en la ONU.

La nota recuerda algo sabido y que muchos hemos vivido de cerca: la ocupación de Marruecos en 1975 fue ilegal y el Sahara Occidental está en un proceso de descolonización respecto de España. Está incluido en la agenda de la ONU, y el plan y las acciones de Marruecos constituyen una violación grave de la legalidad internacional.

V.M. Carriba señala que es un doble desafío: “a la autoridad y a la credibilidad de la ONU” a lo que cabe agregar las denuncias hechas por Abdelaziz sobre las violaciones de los derechos humanos cometidas por los ocupantes marroquíes en el territorio.

El Polisario y Marruecos sostienen desde 2007 conversaciones informales auspiciadas por la organización mundial para tratar llegar a una negociación oficial sobre el problema saharaui y la ocupación marroquí.

La ONU tiene pendiente el compromiso de realizar un referéndum en ese territorio y desde 1991 estableció allí una misión integrada ahora por unos 230 efectivos procedentes de 30 países. El Sahara Occidental está incluido en la lista oficial de 16 territorios no autónomos reconocidos como tales por el Comité de Descolonización.

La situación es clara: Marruecos y los países que negocian con el régimen prooccidental y militarista de Rabat intentan dar por desaparecida a la República Árabe Democrática Saharaui (RASD), procediendo como si fuera territorio propio. Desconocen así que en octubre, hace un mes, la Cuarta Comisión de la Asamblea General de la ONU ratificó el derecho del pueblo del Sahara Occidental a la autodeterminación y la validez de todos los acuerdos adoptados por la organización sobre esa ex colonia española.

Maruecos, recodemos, es gobernado por una monarquía hereditaria acusada de delitos de lesa humanidad, que ejerce la censura de prensa (Telquel y Nichene en 2009) y de expresión: Jassine Bellasaal, un adolescente que manifestó su preferencia por el Barcelona, club de fútbol, fue “encarcelado por falta de respeto al Soberano”. Detrás de estas torpezas rayanas en lo cómico, hay un régimen duro y cruel que prohíbe “hacer encuestas sobre la monarquía, el Islam, el Ejército y la ocupación marroquí del Sahara Occidental” (ver Almanaque Mundial 2011).

El riesgo es que la paciencia saharahui termine y la creciente presión marroquí por asimilar el territorio provoque el colapso del proceso de paz y se repita una guerra desesperada y cruenta.

Frente a la política de hechos consumados que lleva adelante Marruecos con la complicidad de gobiernos y prensa occidentales, los verdaderos demócratas del mundo debemos reflexionar acerca de si hemos tomado la causa del pueblo saharaui en nuestras manos o vamos a mantener un silencio que se vuelve cómplice. “El silencio resulta perturbador e inexplicable y constituye el factor que alienta a Marruecos en la actitud de mantener el esfuerzo de paz dirigido por la ONU como rehén de precondiciones y exigencias inaceptables”, señala el presidente de la RASD.
 
Luis Ammann, 29/11/2011
Don't Miss