Latest

Sports

Gossip

Covered

Mali : El MNLA denuncia el secuestro de un alto cargo de la formación en la localidad de Tessalit

MADRID, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Movimiento Nacional de Liberación del Azawad (MNLA) ha denunciado este martes el secuestro durante la jornada del lunes del alto cargo de la formación Abounehiya Ag Attayub en la localidad de Tessalit.

El MNLA ha condenado el secuestro, que ha tildado de "acto criminal", y ha anunciado a través de un comunicado que "tomará todas las medidas necesarias para lograr su liberación y esclarecer las causas del suceso".

En abril de 2012, el grupo arrebató todo el norte de Malí, de mayoría tuareg, a las tropas gubernamentales en una rebelión cuyo fin último era la independencia, pero la revuelta fue enseguida secuestrada por tres grupos islamistas: el Movimiento por la Unidad de la Yihad en África Occidental (MUYAO), Ansar Dine y Al Qaeda del Magreb Islámico (AQMI).

Desde entonces, los islamistas implantaron la 'sharia' (ley islámica) en las ciudades de Tombuctú, Kidal y Gao y destruyeron templos históricos en los que, según su criterio, se ejercía la idolatría.

A pesar de la declaración de independencia formulada entonces por el MNLA, ni Malí ni la comunidad internacional reconocieron el paso dado por el grupo tuareg y finalmente Francia intervino militarmente para detener los avances de los grupos radicales y expulsarles del territorio maliense.

Los tuaregs han protagonizado varios levantamientos para conseguir que se reconozca la autonomía de dicho pueblo o la creación de un país propio en la región.

Entre 1990 y 1996, los tuaregs combatieron contra Malí y Níger en una revuelta instigada por una grave hambruna en la región, la dura represión contra los derechos políticos de esta población y la crisis de refugiados derivada de la debilidad política de ambos países durante la década de los ochenta.

Más recientemente, los tuaregs volvieron a tomar las armas entre 2007 y 2009 a causa de la lenta e insatisfactoria desmovilización e integración de los rebeldes en la vida civil y las Fuerzas Armadas. En el proceso, varios políticos tuaregs fueron destituidos de sus cargos y algunos terminaron en la cárcel.
Don't Miss