Latest

Sports

Gossip

Covered

Un artículo sobre el poder judicial desata nuevas divergencias en Túnez

La aprobación del artículo 103 del borrador de la nueva Constitución tunecina, relativo al poder judicial, ha desatado nuevas diferencias entre los diputados del Gobierno y la oposición que convocaron hoy sin éxito una reunión para intentar alcanzar un acuerdo.

Tras el rechazo del artículo el pasado domingo, después de que no hubiera alcanzado la mayoría de votos necesaria para su aprobación, las fuerzas políticas convocaron hoy una reunión del diálogo nacional para tratar de desbloquear la situación.

Sin embargo, según confirmaron a Efe fuentes de la oposición, la reunión, que comenzó con varias horas de retraso, se interrumpió poco después de haber dado comienzo debido a la falta de consenso entre el partido gubernamental islamista Al Nahda, conforme con la actual redacción, y los de la oposición, que sostienen que el artículo atenta contra la independencia del poder judicial.

El texto estipula que “la nominación de los jueces se hace por decreto presidencial con el aviso conforme del Consejo Superior de Justicia“, así como que “Los altos funcionarios judiciales son nominados por decreto gubernamental bajo proposición del Ministerio de Justicia”.

Su redacción tampoco ha gustado a la Asociación de Jueces Tunecinos que ha comenzado hoy una huelga de una semana por considerar que el artículo 103 “atenta contra la independencia de la justicia”.

En un comunicado difundido hoy la asociación de magistrados sostiene que este punto supone el “retorno a un sistema de nombramientos judiciales politizado, así como el regreso de las intrigas del gobierno con respecto al poder judicial”.

A esta agrupación se ha sumado el comité ejecutivo de la Unión de Jueces Administrativos Tunecinos, que secundará a sus colegas con tres días de huelga.

Por su parte fuentes de la plataforma opositora de izquierdas Frente Popular indicaron a Efe que su agrupación está estudiando la posibilidad de convocar protestas en solidaridad con los magistrados.

Ayer, las organizaciones Amnistía Internacional, Human Rights Watch y el Centro Carter, así como la ONG tunecina Al Bawsala hicieron un llamamiento a los legisladores de la Asamblea Nacional Constituyente para “reforzar las garantías para la independencia de la justicia”.

“El poder judicial bajo el expresidente Zin el Abidin Ben Ali se encontraba subordinado al poder ejecutivo y carecía de independencia. Es esencial que la nueva constitución tunecina garantice la total independencia del poder judicial y la imparcialidad de la justicia”, aseguraron las cuatro asociaciones en un comunicado.

Wanafrica, 16/01/2014
Don't Miss