Latest

Sports

Gossip

Covered

Marruecos, estado terrorista ?

En Marruecos, la clase política sigue minuciosamente las enseñanzas del difunto Rey Hassan II. Una de elaos es la instrumentalización de la amenaza terrorista. En 1994 , Hassan II quiere que Europa abra su mercado a los productos agrícolas marroquíes y declara que tiene 5 millones de agricultores que producen tomates para la exportación.

Jacques Delors, Presidente de la Comisión Europea en aquel entonces, responde que los agricultores españoles se oponen a la competencia contra os mercados de la Unión Europea.

" Muy bien, replicó el rey. Si Marruecos no puede exportar sus tomates en diez años exportaremos terroristas " .

Diez años más tarde, 11 de marzo de 2004, ciudadanos marroquíes hacen estallar los trenes en la estación madrileña de Atocha matando a casi 200 personas en un atentado terrorista cualificado del 11 de septiembre europeo.

Según el ex ministro marroquí del Interior, que era la mano derecha del rey Hassan II, el ataque contra el Hotela Asni de Marrakech tenía como objetivo hacer creer que Marruecos también estaba plagado de terrorismo islamista. Basri dijo que muchos anuncios de desmantelamiento de células eran manipulaciones de uso internacional.


Addouh Khatri, jefe de la delegación de negociadores saharauis ya acuso a Marruecos de fomentar y nutrir el terrorismo y el crimen organizado señalando que Marruecos con las estrategias de sus líderes actuales seguia siendo la causa de la desestabilización, la inseguridad y el chantage en la región.

Por su parte, la prensa argelina habla de los intentos de Marruecos de involucrarse en los asuntos de la región del Sahel para contrarrestar el liderazgo de Argelia no sólo en la región sino también en África, a través de la Unión Africana, de la que Marruecos se ha auto - excluido en 1984 tras la adhesión de la RASD.

Marruecos, un país, expulsado de la Unión Africana por su política expansionista y colonialista, intenta, desde la intervención militar francesa en el norte de Malí, en enero de 2013, para liberar las ciudades malienses de Gao, Tombuctú y Kidal de las garras de AQMI y del Mujao, socavar los esfuerzos internacionales para lograr la paz en esta región. Está claro que Marruecos interfiere y quiere ir más allá en su política para contrarrestar los esfuerzos de Argelia y el nuevo gobierno de Bamako.

Numerosos diplomáticos y expertos militares creen que las autoridades marroquíes se han puesto, desde hace algún tiempo, a sabotear el proceso de acercamiento entre las facciones rebeldes de Malí. El juego está claro: hacer fracasar los esfuerzos de pacificación argelinos en el norte de Malí .



Hoy en día, justo en el momento en el que Europa cierra sus fronteras a los productos marroquíes, los asaltos de los subsaharianos a las ciudades españolas de Ceuta y Melilla se multiplican. Algunos observadores se preguntan si los dos asuntos no están relacionados y pronostican mayor escalada por parte de Marruecos. Sobre todo ahora que la ONU está presionando para resolver el problema del Sáhara Occidental .
Don't Miss