Latest

Sports

Gossip

Covered

"Queremos decidir nuestro destino"

El movimiento de solidaridad con el pueblo saharaui andaluz celebra hoy su concentración en Algeciras frente al Consulado marroquí La convocatoria cumple la mayoría de edad


Algeciras acoge hoy una concentración de apoyo al pueblo saharaui, para reivindicar la imposición de la legalidad internacional y se celebre un referéndum de autodeterminación. Se trata de una convocatoria organizada por el movimiento de solidaridad andaluz que prevé la lectura a las 13:00 horas de un manifiesto ante el Consulado de Marruecos. A la cita asistirá el delegado del Frente Polisario en Andalucía, Abidin Bucharaya. 

-¿Cree que la convocatoria tiene el apoyo que merece la causa? 

-Si no me falla la memoria creo que lleva 18 años celebrándose, ya es casi una tradición. Creo que sí, porque siempre participan los representantes políticos, las fuerzas locales, y la representación diplomática marroquí cada año sabe que el movimiento de solidaridad andaluz está ahí para recordar que este conflicto no se ha solucionado y hay que solucionarlo. Hace años establecieron dos actividades: la Marcha por la paz en Sevilla, con la llegada de los niños saharauis que vienen a pasar sus vacaciones con familias andaluzas, y la de finales de mes en Algeciras, también porque es la época en la que miles de ciudadanos marroquíes pasan por esta ciudad. 

-¿Cree que el conflicto sigue interesando? 

-Creo que el conflicto del Sáhara Occidental es un conflicto que afecta a la UE, en particular a España, y al Sur. En mi opinión, es más rentable en términos económicos, políticos, estratégicos, que este conflicto se solucione, que se pueda organizar el proyecto del magreb árabe y España trabajaría mucho más cómodamente con un vecino sin conflictos territoriales que en este caso es Marruecos. 

-¿Cree que tendrá un fin próximo? 

-Desgraciadamente, es un conflicto de baja intensidad, que no altera la economía de nadie, no hay muertes a diario. Tenemos una generación que ha nacido en nuestros campos de refugiados, que hoy tienen 38 años, y una segunda generación que ha nacido desde que se firmó el alto el fuego que ya tiene 23 años. Han nacido y crecido con la decepción y tienen la convicción de que Naciones Unidas nos ha engañado, de que el conflicto no se va a solucionar por la vía que se pretende, y que la mejor opción es volver a la guerra y volver a conquistar lo que se invadió por la fuerza. Desde el Frente Polisario creemos que esta opción no es la más adecuada, no es la solución a la que queremos llegar, aunque no es menos cierto de que al final los pueblos tenemos nuestro límite de paciencia. Queremos una solución democrática que de modo colectivo se le permita al pueblo saharaui a través de las urnas decidir su propio destino. 

-Además de pasar el verano en España, ¿qué está consiguiendo el programa Vacaciones en paz? 

-Es un acierto en las relaciones sociales de ambos pueblos. Estamos consiguiendo que esta generación de niños que lleva veintitantos años viniendo sea más tolerante y no tenga odio a España. Porque es verdad, la historia no se puede convertir en un menú: este plato me lo como y el otro no. Los saharauis estamos donde estamos a raíz de una torpe descolonización y a raíz de una clara traición por parte del Gobierno de Arias Navarro. en su día. Los saharauis cuando contamos nuestra historia a nuestros hijos siempre sale España. Hoy en día, miles de niños saharauis en nuestros campos de refugiados hablan hassanía, que es nuestro dialecto, con acento andaluz. Es paradógico que el Instituto Cervantes no tenga representación en nuestros campos de refugiados, aunque el español es nuestra segunda lengua. Para mí oir a los niños bajo el cielo del desierto decir "mi papá de Algeciras y mi mamá de Algeciras" u oírles hablar de su estancia en Andalucía... Andalucía es una de las comunidades que se ha ganado un espacio en el corazón de todos los saharauis. 

-¿Cómo les sienta la entrada en vigor del acuerdo de pesca con Marruecos? 

-Nosotros nos solidarizamos con los pescadores andaluces. Creemos que tienen derecho de alimentar a sus familias y tienen derecho a trabajar. Pero no se debe hacer por parte de los representantes políticos a costa de los derechos de la población saharaui y firmar a costa del derecho internacional. Nuestra opinión es que no deja de ser un saqueo ilegal al territorio.
Don't Miss