Latest

Sports

Gossip

Covered

Mohamed VI y el UMP : Las viejas costumbres

La mansión de SArkozy en Marrakech. Felipe Gonzalez, otro amigo de Mohamed VI también tenía una
Jacques Chirac pasa sus vacaciones en una residencia del rey de Marruecos

Mohamed VI conserva los viejos hábitoscon los antiguos patrones del UMP. Tanto Jacques Chirac como su sucesor Nicolas Sarkozy pasaban sus vacaciones en los palacios deMohammed VI en Marruecos.

Hoy en día, Jacques Chirac, viejo moribundo de 81 años, se encuentra debilucho y su familia decidió que pase este mes de agosto en Marruecos, en una residencia del rey Mohamed VI, cerca de un hospital por si algún imprevisto sucediera 

Cabe recordar que los consejeros de Mohamed VI cometieron un grave error en 2012 en sus especulaciones sobre las elecciones presidenciales francesas de ese año.

Los ridículos expertos aseguraron al reyezuelo de pacotilla que el gamberro callejero de Nicolas Sarkozy iba a ganar las elecciones. Las navidades que precedieron las elecciones, es decir cuatro meses antes de la fecha crucial del 15 de mayo del 2012, Nicolas Sarkozy pasaba sus vacaciones en uno de los palacios de Mohamed VI en Marrakech, un hecho devenido un ritual para la parejita presidencial francesa.

El comportamiento de criminal de barrio de Sarkozy hizo que éste adoptara el apoyo de Marruecos contra los saharauis como una venganza contra Argelia que rechazaba la sumisión al dictado de París.

Según la prensa francesa, Sarkozy habría recibido del soberano marroquí una hermosa mansión en pleno corazón de lo que se llama el “triángulo de oro” del palmeral de Marrakech.

Cuán grande fue la decepción de Mohamed VI cuando recibió la noticia de que el socialista François Hollande ganó las elecciones. 

El nuevo inquilino no era un habitual de la “generosidad y la hospitalidad” del rey alauita. Al contrario, casi nunca pisó suelo marroquí y si lo hizo no era para pasar sus vacaciones.

Su Majestad se apresuró al día siguiente para refugiarse en su palacio en las cercanías de París para mendigar un encuentro con el nuevo jefe de Estado francés. Tuvieron que transcurrir más de dos semanas para que Mohamed VI obtuviera la foto que presentaría como prueba de que las relaciones entre Marruecos y Francia seguían en su punto. Un gran embuste con el que acallar a la opinión pública marroquí que considera la invasión del Sáhara Occidental como una de las proezas más grandes de la historia de la dinastía alauita.

La foto no contaba con la cruel verdad de que el tiempo es traicionero. Dos años después, la posición francesa está más que clara. Se acabaron los tiempos del “niño mimado”, es hora de resolver el conflicto del que todo el mundo está harto. En 2015, la ONU parece dispuesta a obrar de manera de que no se hable más del Sáhara Occidental. Para ello, cuenta con el apoyo de François Hollande.
Don't Miss