Latest

Sports

Gossip

Covered

Parlamento fugitivo libio rechaza nuevo Gobierno

Abdullah Al-Thinni
El parlamento libio, refugiado en la ciudad nororiental de Tobruk, rechazó hoy el gabinete presentado por el primer ministro Abdullah al Thini, redesignado a principios de este mes.

Los diputados, elegidos en los comicios de junio pasado, tuvieron que refugiarse en esa remota localidad mientras en esta capital gobierna un equipo rival designado por las milicias islamistas que los obligaron a huir.

Al Thinni, reconocido por la comunidad internacional, fue designado jefe de Gobierno provisional en marzo pasado, pero renunció tras ser blanco de un atentado, aunque rehusó entregar el poder a un sucesor, elegido por el Congreso Nacional dominado por miembros de la Hermandad Musulmana.

A principios de agosto pasado el exmilitar de carrera, que también desempeña las funciones de titular de Defensa, fue redesignado primer ministro con la misión de ensamblar un nuevo equipo ministerial.

Desde entonces las milicias islamistas de la ciudad de Misrata, oeste, desalojaron de esta capital a los parlamentarios elegidos en junio, tomaron el aeropuerto y otras posiciones y combaten a la milicia del denominado Ejército Nacional de Libia del exgeneral renegado Khalifa Haftar.

El parlamento rechazó la lista presentada este miércoles por al Thinni, dijo el presidente del parlamento Faraj Hashim sobre el propuesto equipo, formado por entre 16 y 18 titulares, cuyos nombres no han sido difundidos.

En tanto, desconocidos armados ultimaron hoy en la ciudad de Bengasi, este, al exjefe de la Fuerza Aérea general Ahmed Habib al Mesmari, un partidario de Haftar que renunció a su cargo en abril pasado, reportaron fuentes militares que se abstuvieron de identificarse.

La situación en Bengasi es caótica después que milicias islamistas retomaron varias posiciones de las cuales habían sido desalojados por las fuerzas de Haftar, un exgeneral en el ejército del asesinado Muamar Gadafi que vivió exiliado en Estados Unidos durante dos décadas.

Las fuerzas leales a Haftar están atrincheradas en el aeropuerto de Bengasi tras el fracaso en mayo de una ofensiva contra reductos islamistas en esa localidad y su situación parece desfavorable.

Las milicias armadas que sirvieron el pretexto para la intervención militar de la OTAN contra el Gobierno liderado por Gadafi han desgarrado a este país en feudos y se disputan el control de las zonas petroleras y el comercio ilegal de armas.

Una conferencia internacional en Madrid, la capital española, sobre la crisis libia no ha producido resultados concretos y mucho menos la aceptación para un compromiso militar que desea el parlamento de Tobruk.


http://tusna.es/parlamento-fugitivo-libio-rechaza-nuevo-gobierno/
Don't Miss