Latest

Sports

Gossip

Covered

La "Marcha Verde" fue un complot hispano-marroquí

Hoy, Marruecos celebra el 39 aniversario de la denominada “marcha verde”, un escenario escrito conjuntamente por Madrid y Rabat para que la comunidad internacional acepte el Acuerdo Tripartito de Madrid que se firmaría 8 días más tarde, el 14 de noviembre de 1975. El escenario ingeniado por los cerebros de la transición española se compone de tres actos. El primero es el de la “marcha verde” permitirá subir la tensión hasta el máximo con los riesgos de una confrontación militar. El segundo acto lo constituye la defección, el día 2 de noviembre, de Jatri Uld Yumani, presidente de la Yemaa saharaui. Según ABC, basándose en “fuentes próximas a la Embajada marroquí”, Jatri se dirigió directamente a Marruecos directamente desde Barajas en un vuelo regular de Iberia. Añaden que al viajar con su pasaporte y tarjeta de embarque en regla, las autoridades españolas tendrían conocimiento de su decisión. Su defección debería contribuir a dar la idea de que los saharauis aceptarían la presencia de Marruecos en el Sáhara. El Martes 4 de noviembre habló por Radio Agadir, incitando al pueblo saharaui a aceptar la anexión a Marruecos . Un día antes, el 3 de noviembre, tuvo lugar el tercer acto. El de la visita del Príncipe Juan Carlos a las unidades españolas establecidas en el Sáhara. Su discurso caracterizado por la firmeza contribuirá en la proyección del fantasma de una guerra segura contra Marruecos a causa de la marcha verde.

- Hassan II declaró el 5 de noviembre : “Hemos decidido emprender una marcha pacífica, armados solamente de nuestro derecho y acompañados por nuestros hermanos y amigos. Mañana atravesaremos la frontera para realizar nuestra marcha. Si encontramos un español, sea civil o militar, le saludaremos y le daremos un abrazo, puesto que si hubiéramos querido declarar la guerra a España no hubiéramos enviado personas civiles” añadiendo : “y si te encuentras agredido por alguien que no sea los españoles, tu valeroso ejército esta dispuesto a protegerte”, en clara alusión a los guerrilleros del Frente Polisario que desde hace unos días libran batalla contra las tropas marroquíes en las localidades de El Farsía, Hausa y Echedería. Al finalizar la alocución, Hassan II fue saludado por los embajadores de los países que participan en la marcha : Arabia Saudí, Jordania, Qatar, Oman, Emiratos Arabes, Sudán y el Líbano.


El diario The Daily Telegraphe afirma que “a pesar de la insistencia del Gobierno de que la marcha es pacífica, gran cantidad de tropas marroquíes bien entrenadas y equipadas, han sido concentradas para su defensa”, añadiendo que “ya desde hace varios días el ejército marroquí envió convoyes a la frontera con el Sáhara y con Argelia y a la localidad de Tarfaya, cerca de donde han levantado su campamento los participantes en la marcha verde.

Según ABC, durante “la entrevista realizada por El Luali, SG del FP, y Dueih Sidna, SG del PUNS, la intervención de Jatri Uld Yumani fue decisiva para que no se llegara a un acuerdo entre las dos fuerzas más representativas del pueblo saharaui”.

- Bajo el título de “Hassan II arriesga su trono”, Thierry Desjardins afirma en el diario “Le Fiagro”, que el Rey de Marruecos tiene dos razones para lanzar esta operación por lo menos extraña (la “marche verte”)

En primer lugar, “el soberano jerifiano quiere apoderarse del Sáhara que abandonan los españoles para ampliar su imperio por un lado, y, sobre todo, para convertirse en al amo mundial de los fosfatos. Ahora bien, sabe perfectamente, como expresidente de la Organización de la Unidad Africana y como líder, “incluso discutido” del Tercer Mundo que Rabat no tiene hoy ningún derecho sobre estas arenas doradas”.

- Según el “Frankfurter Allgemeine Zeitung, en España se confía en la aceptación del llamado “Plan Waldheim” por los países en litigio, con el fin de evitar una guerra en el Sahara Occidental. Según el Suddeutsche Zeitung, se dejará atravesar la frontera a los componentes de la “marcha”, pero sólo hasta unos 10 km en el interior.

La reacción del Congreso americano a la proyectada ocupación del Sáhara ha sido también negativa para el Rey marroquí que ha encontrado en el senador Edward Kennedy uno de los líderes demócratas de mayor influencia en ambas Cámaras legislativas, a su principal oponente.

Todos los periódicos de EEUU que han comentado editorialmente la iniciativa marroquí de ocupar el Sáhara con la marcha verde han denunciado enérgicamente a Hassan de no seguir las más elementales normas del Derecho Internacional.

- El SG de la ONU declaró el 5 de noviembre que el “package” (conjunto) de propuestas que él ha presentado a las cuatro partes – España, Marruecos, Argelia y Mauritania- “no han sido rechazadas”. Asintió que el package de propuestas incluye la coparticipación activa de las Naciones Unidas en la Administración del Sáhara, hasta tanto se decide el futuro político de ese territorio. Se mostró confiado en que la situación actualmente grave no se tornará “crítica” y dijo que espera recibir pasado mañana un informe de su emisario especial André Lewin, una vez terminadas sus visitas y consultas con los Gobiernos de España, Marruecos, Mauritania y Argelia. Waldheim formuló estas declaraciones, con la tranquilidad y flema que le caracterizan, luego de ser informado del discurso de Hassan II anunciando que la marcha se realizará mañana, aunque, al parecer, no en las circunstancias ni características que en un tiempo se anunció.

- En su sesión del 6 de noviembre, el Consejo de Seguridad ha falicitado el siguiente comunicado : “En su reunión 1853, celebrada en privado el 6 de noviembre de 1975, el Consejo de Seguridad ha continuado su consideración de la situación del Sahara Occidental”. Los representantes de Marruecos, España y Argelia, como tres de las partes interesadas y afectadas, fueron invitados por decisión del Consejo a tomar parte en la reunión. Los miembros del Consejo plantearon cuestiones a los representantes de las partes afectadas e interesadas y recibieron respuestas a las mismas. Después de una suspensión de la reunión, el Consejo decidió autorizar a su presidente a enviar en su nombre el siguiente llamamiento a su Majestad el rey de Marruecis, Hassan II : “El Consejo de Seguridad me ha autorizado a dirigir a su Majestad un urgente requerimiento para que ponga inmediatamente a la marcha declarada al Sahara Occidental”. El acuerdo se aprobó sin ninguna objeción. Inmediatamente de aprobado fue despachado un telegrama al rey Hassan II de Marruecos con el texto citado. El presidente del Consejo comenzó las consultas “informales” previas a toda reunión, a las diez de la noche (04,00 hora española), para reunirse el Consejo en sesión privada o a puerta cerrada a las 12,25 (06,25 hora española), que se suspendió dos horas más tarde, por unos veinte minutos, y concluir, al fin, a las 09,30 (hora de Madrid). El llamamiento fue adoptado sin proceder a un voto, pues la decisión recibió el consenso previo, y su vocabulario traduce un interés jurídico excepcional, según los observadores,, pues indica que el hecho de que la marcha haya sido “declarada” con el fin de traspasar la frontera reconocida de un territorio distinto y diferenciado (el Sahara bajo administración española) es inaceptable para la ONU, y su Consejo de Seguridad no puede más que ordenar a un Estado miembro (Marruecos) que la anule. Cuatro horas apenas después de la última reunión a puerta cerrada del Consejo, que decidió hacer el llamamiento, el embajador de España, Antonio Elías, llamó al SG Kurt Waldheim, para denunciar que la marcha había penetrado ya en territorio del Sáhara Occidental.

- Excepto Túnez, que no se ha decidido, y Gabón, que participa en la “marcha verde”, ningún país africano ha discutido el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación y a la aplicación de las Resoluciones de la ONU. De otra parte, no sólo no se han opuesto, sino que han apoyado especialmente el derecho a la autodeterminación de los saharauis los siguientes países : Ghana, Costa de Marfil, Mali, Camerún, Guinea-Bissau, Cabo Verde, Guinea Conakry, Guinea Ecuatorial, Congo, Tanzania, Nigeria, Burundi, Libia, Kenya, Zambia, Dahomey, Etiopía, Madagascar, Uganda y Liberia. Igualmente todos los movimientos de liberación africanos han manifestado su apoyo al principio de autodeterminación.

- Cuando la “marcha verde” iniciaba su recorrido en territorio del Sáhara y las autoridades españolas anunciaban su firme decisión de detenerla, el Enviado Especial del SG de la ONU, el francés André Lewin, iniciaba una nueva ronda de conversaciones en Madrid, última capital visitada en su recorrido por los países interesados en el tema del Sáhara. Antes de subir al avión que habría de llevarlo a Nueva York, Lewin efectuó unas declaraciones a la prensa en las que, entre otras cosas, afirmó que toda posible solución al problema del Sáhara debe contemplarse en el marco de las Naciones Unidas, que mantienen el firme propósito de evitar derramamientos de sangre en el territorio y desean alcanzar una solución pacífica. Señaló que la descolonización del Sahara es un elemento más de las negociaciones, en las que las Naciones Unidas ofrecen un acuerdo conjunto a los 4 Estados. Apuntó que la solución a la que pretenden llegar las Naciones Unidas consiste en un Gobierno provisional de seis meses en el que estarían integrados españoles, saharauis, marroquíes y mauritanos. En relación con las conversaciones mantenidas en Madrid, el señor Lewin manifestó que la postura española sólo podía dársela a conocer al SG.

- Resolución del Consejo de Seguridad : El Consejo de Seguridad, tomando nota con grave preocupación de que la situación relativa al Sahara Occidental se ha deteriorado seriamente, tomando nota con pesar de que, pese a sus resoluciones 377 (19759, de 22 de octubre de 1975, y 379 (19759, de 2 de noviembre de 1975, así como del llamamiento que el presidente del Consejo de Seguridad, en virtud de la autorización de éste, hizo al rey de Marruecos, junto con una solicitud urgente de poner fin inmediatamente a la marcha declarada al Sahara Occidental, esa marcha ha tenido lugar, actuando sobre la base de las mencionadas resoluciones:

- 1.- Deplora la realización de la marcha.

- 2.- Insta a Marruecos a que retire inmediatamente a todos los participantes en la marcha del territorio del Sahara Occidental,

- 3. Insta a Marruecos y a todas las demás partes afectadas e interesadas a que, sin perjuicio de cualesquiera medidas que la Asamblea General pueda adoptar en virtud de las disposiciones de su resolución 3292 (XXIX) y de cualesquier negociaciones que las partes afectadas e interesadas puedan entablar de conformidad con el artículo 33 de la Carta, cooperen plenamente con el SG 

- en el cumplimiento del mandato que le ha confiado el Consejo de Seguridad en sus resoluciones 377 (1975) y 3979 (19759. 

- Gran Bretaña reprueba y condena la llamada marcha verde y fue uno de los países que trabajaron con más ahínco para la redacción del ultimátum de la ONU a Hassan II en el último minuto para que suspendiera la marcha verde,

Fuente : Hemeroteca ABC
Don't Miss