Latest

Sports

Gossip

Covered

La represión en el Sáhara Occidental pone en evidencia al Foro Mundial de DDHH de Marrakech

Alfonso Lafarga

La crítica situación que se vive en los territorios del Sáhara Occidental Ocupados por Marruecos, donde no hay libertad de expresión ni de manifestación, las asociaciones saharauis son ilegales y hay cerca de 80 presos políticos, pone en evidencia al II Foro Mundial de Derechos Humanos que se celebrará del 27 al 30 de noviembre en Marrakech.

Este Foro, que reunirá a más de 5000 personas de 93 países y será inaugurado por el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moom, no contará con la presencia de defensores de los Derechos Humanos saharauis, como la activista Aminetu Haidar, a los que no se ha inscrito aunque lo han solicitado. Ocho organizaciones saharauis de Derechos Humanos han firmado un escrito en el que piden a las Naciones Unidas y a los organismos participantes en el foro que presionen al gobierno marroquí para que "cumpla con sus obligaciones internacionales en materia de Derechos Humanos", a la vez que exigen la liberación de todos los defensores de los DDHH y presos políticos saharauis.

Además, dos organizaciones marroquíes, la mayoritaria Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH) y la Liga Marroquí de Derechos Humanos han dado la espalda al II Foro Mundial de Marrakech, postura a la que se ha unido el Movimiento de Trabajadores Sin Tierra (MST) de Brasil.

El MST, uno de los movimientos sociales más grande de Iberoamérica, ha declinado la invitación al Foro por realizarse “en un país que tiene un gobierno con un historial de graves violaciones sistemáticas de los derechos humanos” que pretende aprovechar la presencia de “instituciones financieras y organizaciones internacionales para mejorar su imagen y ‘legitimar’ sus políticas represivas”. La agrupación brasileña secunda la decisión tomada por la Marcha Mundial de Mujeres y la Vía Campesina Internacional.

Lo que no contaran en el II Foro Mundial de DDHH

Fuentes de los activistas saharauis han señalado a “elespiadigital.com”la paradoja que supone que un país que es continuamente denunciado por organismos internacionales por vulnerar los Derechos Humanos acoja un foro de estas características. Como ejemplo, algunos casos ocurridos en lo que va de noviembre que podrían ser planteados en el II Foro Mundial, además de las manifestaciones que han sido reprimidas violentamente en El Aaiún:

-Mientras destacadas personalidades de todo el mundo debatan sobre los Derechos Humanos en la turística ciudad de Marrakech, a 324 kilómetros de allí, en la cárcel de Sale, en Rabat, empeora el estado de salud del preso político y activista de DDHH Embarek Daudi, en huelga de hambre para protestar por los reiterados abusos de los funcionarios con los presos y denunciar el retraso en la celebración de su juicio, que se pospone desde hace más de un año. No puede caminar ni hablar, tiene dificultad para abrir los ojos y el 21 de noviembre empezó a vomitar sangre.

-En esa misma cárcel de Rabat permanecen 21 presos políticos saharauis del campamento de Gdeim Izik, con condenas de entre 20 años y cadena perpetua, en un juicio que juristas internacionales denunciaron por falta de pruebas y ausencia de garantías procesales.

-Mientras destacadas personalidades de todo el mundo oigan hablar en el Foro de “un mundo plural y firmemente comprometido con la defensa de los derechos humanos”, como aparece en el informe de la organización, el periodista de la RASD TV y miembro de la Coordinadora de Gdeim Izik Mahmoud Elhaisan continuará en prisión preventiva en la cárcel Negra de El Aaiún a la espera de juicio, que ha vuelto a ser aplazado el 19 de noviembre, en un estado de salud preocupante y con señales de haber sido torturado, según su abogado, Al periodista se le presiona para que deje sus actividades informativas.

-Mientras “personas eminentes” escuchen las explicaciones de responsables marroquíes sobre sus avances en materia de Derechos Humanos, el preso político saharaui y defensor de DDHH Abdelkhalik Elmarkhi seguirá en la cárcel de Guelmin a la espera de juicio, tras haber sido aplazado por sexta vez el 20 de noviembre, acusado de “obstruir el tránsito”, “incitar a la comisión de violencia y desobediencia”, “participar en una multitud armada por la noche”, “golpear y herir deliberadamente a servidores públicos” y “sabotear propiedad del estado”.

-Mientras en Marrakech se diga que este Foro Mundial es “una oportunidad para consolidar el respeto de los derechos humanos, todos los derechos humanos, para todos, y en todas las partes del mundo”, a los participantes nadie les contará que Mohamed Babber, condenado a 10 meses de prisión por participar en manifestaciones, ha contado que el 15 de noviembre, el mismo día en que llegó a la cárcel de Aït Melloul (Marruecos) desde la Cárcel Negra de El Aaiún, fue víctima de diferentes torturas.

-Y mientras se exponga a “distinguidas personalidades” que “Marruecos quiere contribuir a la emergencia de un espacio universal de diálogo entre los Estados, las instituciones internacionales y la sociedad civil, para responder así a las aspiraciones de los pueblos, en materia de respeto de su dignidad, igualdad y justicia”, no se las informará de que en noviembre otras tres personas han sido expulsadas del Sáhara Occidental: la observadora portuguesa Isabel Lourenço, el día 1, y los artistas estadounidenses Tennessee Watson y Yeshe Parks, el día 22.

A pocos días de la celebración del II Foro Mundial la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara (CEAS-Sáhara) ha repudiado que Marruecos sea la sede y ha hecho un llamamiento a las Naciones Unidas y a las Organizaciones de Derechos Humanos para que no se presten a participar en lo que califica de “farsa que solo persigue lavar la cara de un régimen que viola diariamente los DDHH en el Sáhara Occidental y en el propio Marruecos”.

Asegura que en Marruecos poco o nada ha cambiado desde los llamados “años del plomo” y que “se impide la presencia en el Foro de las verdaderas organizaciones saharauis de defensa de los DDHH”. Recuerda que en el informe mundial sobre la tortura, publicado en mayo de 2014, se dice que “la tortura y los malos tratos son una realidad y por lo general quedan impunes en los centros de detención de Marruecos y el Sahara Occidental”.

También en Argentina, que acogerá el III Foro Mundial, personalidades del mundo de los Derechos Humanos, encabezados por Adolfo Pérez Esquivel, han firmado un escrito en el que rechazan que Marruecos acoja el II Foro Mundial porque no respeta los derechos humanos, practica la tortura y los malos tratos contra ciudadanos tanto saharauis como marroquíes.


Don't Miss