Latest

Sports

Gossip

Covered

Octubre saharaui. Podemos asume la causa del Sáhara, abandonada por PSOE y PP



Por Alfonso Lafarga


En el horizonte de preocupación, cada vez más intenso, que produce Podemos en las fuerzas políticas hay un motivo más con el que esta organización suma argumentos en detrimento del PP y PSOE, la causa saharáui, que utilizaron los dos principales partidos para hacer oposición y abandonaron al llegar al Gobierno.


En las resoluciones que se presentaron a la Asamblea Constituyente de Podemos hubo tres sobre el Sáhara Occidental que reflejan el sentir de los ciudadanos que siguen a esta formación política. En ellas se planteó, principalmente, la denuncia de los acuerdos de Madrid por los que se transfirió la administración del Sáhara Occidental, pero no la soberanía, a Marruecos y Mauritania. La ONU no considera a Marruecos potencia administradora de un territorio que se encuentra pendiente de descolonización. Y esto es lo que se plantean en Podemos, que se proceda a su descolonización y reconocer al Sáhara Occidental como un país libre e independiente.


El 10 de noviembre la eurodiputada de Podemos Teresa Rodríguez se entrevisto en Sevilla con Bucharaya Beyun, miembro del Secretariado Nacional y representante del Frente POLISARIO en España, al que manifestó el compromiso de su partido con el pueblo saharaui y su derecho a la autodeterminación.


Hay que recordar que el PSOE, igual que el Partido Comunista de España (PCE), pidió en la época de UCD la denuncia de los acuerdos tripartitos de Madrid y el reconocimiento del Frente Polisario, posicionamiento que abandonó cuando llegó al Gobierno, en contra de su militancia ampliamente prosaharaui. El PCE ocupó el espacio dejado por el PSOE y pidió que se reconociese a la RASD, a la vez que reprochaba al gobierno socialista haber abandonado al Polisario por mejorar las relaciones con Marruecos, línea de compromiso con el pueblo saharaui que continua Izquierda Unida.


Mientras el PSOE iba desapareciendo de las expresiones de apoyo al pueblo saharauis, como hizo Trinidad Jiménez primero y Pedro Zerolo años después, el PP se fue acercando a estas concentraciones cuando estaba en la oposición y el 13 de noviembre de 2010 Esteban González Pons, que era vicesecretario general de Comunicación, se presentó en la manifestación por el Sáhara Occidental que anualmente se celebra en Madrid. Años antes, en noviembre de 2005, el diputado popular Jorge Moragas participó en Madrid en la Conferencia Internacional de Solidaridad con el Pueblo Saharaui y acusó al ejecutivo socialista de mantener una posición ambigua y de alejarse de la política de neutralidad activa mantenida por todos los gobiernos de España desde la transición. Pero llegaron al Gobierno y fue visto y no visto.


Ahora, tras la elección de España, el 16 de octubre, como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU desde medios saharauis se ha insistido en que es el momento para que se implique en la resolución del conflicto de la excolonia española. Así lo reclamó el delegado de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), Bucharaya Beyun, en declaraciones a The Diplomat in Spain, al decir que “España tiene que hacer lo que le corresponde, que hasta ahora no lo ha hecho”, para lo que su entrada en el Consejo de Seguridad debería ser “una buena oportunidad”; y que el Gobierno español lidere la búsqueda de una solución “en vez de ir a remolque” de Francia.


En abril de 2012 el Gobierno de Mariano Rajoy, en línea con Francia, no apoyó la propuesta de EEUU para que la Misión de la ONU para el Referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO) tuviera competencias en materia de Derechos Humanos. En 2013 siguió en la misma dirección y no suscribió la propuesta del secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, para establecer un mecanismo de "vigilancia imparcial e independiente" en el Sáhara Occidental. Dijo que “tomaba nota” y saludó “las medidas adoptadas por las autoridades marroquíes" en relación con los Derechos Humanos”. Por eso no es de extrañar que el delegado del F. Polisario, reconocido como legítimo representante del pueblo saharaui por la ONU y al que Madrid no otorga estatus diplomático, se mostrase pesimista sobre la postura de España: “No creo que cambie mucho”.


Como ya hicieron en mayo de este año, diplomáticos de la embajada de Estados Unidos en Rabat viajaron el 22 de octubre a El Aaiún y se entrevistaron con miembros del Colectivo de Defensores Saharauis de los Derechos Humanos (CODESA), que preside Aminetu Haidar. Estas visitas para conocer la situación de los Derechos Humanos en el Sáhara Occidental ocupado por Marruecos se suman a las que hicieron representes de las embajadas británica, alemana, finlandesa, sueca, noruega y danesa en Marruecos, pero no de la española.


Justo al día siguiente del viaje de los diplomáticos estadounidenses la agencia oficial de prensa marroquí, MAP, difundió unas declaraciones del embajador de Estados Unidos en Marruecos, Dwight Bush, al diario "Al Massae" diciendo que había reafirmado la posición de su país en favor de la propuesta marroquí de autonomía en el Sáhara.


Mientras, en los territorios de la excolonia española ocupados por Marruecos se siguen produciendo violaciones de los Derechos Humanos y condenas a activistas por su militancia independentista.


La siguiente es una relación aproximada de hechos ocurridos en octubre en el Sáhara Occidental bajo ocupación marroquí y ciudades del sur de Marruecos con población saharaui, según datos de organizaciones de Derechos Humanos y medios de información saharauis, tanto oficiales como independientes:

http://www.elespiadigital.com/index.php/noticias/politica/7331-octubre-saharaui-podemos-asume-la-causa-del-sahara-abandonada-por-psoe-y-pp
Don't Miss