Latest

Sports

Gossip

Covered

Susana Díaz se verá en el dilema de tener que pedir apoyo a partidos favorables a la causa saharaui

Por Alfonso Lafarga

La necesidad de pactos que para poder gobernar Andalucía pronostican las últimas encuestas sobre las elecciones del 22 de marzo van a poner a la presidenta Susana Díaz en la coyuntura de buscar el apoyo de formaciones que, como Izquierda Unida y Podemos, defienden la causa saharaui, a la que la secretaria general del PSOE andaluz ve como un obstáculo en sus relaciones con Marruecos.

En el recordatorio, el viaje que quiso hacer a los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf (Argelia), que no al Sáhara Occidental ocupado por Marruecos, Diego Valderas como vicepresidente de la Junta, visita que Susana Díaz dijo podría ocasonar “un conflicto internacional”, aunque eso no ocurrió cuando fueron allí otrosgobernantes autonómicos, como el lehendakari Juan José Ibarretxe (PNV), en 2002; el presidente de Murcia Ramón Luis Valcárcel, del Partido Popular, en 2010, o el vicepresidente de la Xunta de Galicia, Alfonso Rueda Valenzuela, en 2014.

En su programa electoral Izquierda Unida, anterior socio de gobierno de los socialistas, hace una referencia expresa al Sáhara y a la ausencia de derechos de Marruecos sobre este territorio al hablar de la pesca, mientras que el PSOE andaluz solo habla de la necesidad de cooperación y acuerdos con Marruecos. IU, además, cita al Sáhara Occidental al reseñar que ha estrechado lazos con la izquierda africana.

A falta, todavía, del programa de Podemos para Andalucía, partido que según los sondeos entraría con fuerza en el parlamento andaluz, su secretario general, Pablo Iglesias, se comprometió en la 39 Conferencia Internacional de apoyo al pueblo saharaui de Madrid, en noviembre de 2014, a hacer suyas las reivindicaciones de los saharauis y denunció la “explotación ilegal” que Marruecos hace de sus riquezas naturales.

En el caso de Ciudadanos, al que las encuesta sitúan como posible tercera fuerza política, no aparecen en sus propuestas generales ni Marruecos ni el Sáhara Occidental, y UPyD, que apoya un acuerdo de pesca con Marruecos que no suponga renunciar a los derechos de los ciudadanos saharauis, no conseguiría representación.

En el supuesto que la lider de los socialista andaluces opte por la colaboración con el PP se encontrará con un partido que ni en la carta de compromiso de los 109 integrantes de la lista electoral, ni en el programa de gobierno aparecen las palabras Marruecos o Sáhara Occidental.

Si se da esta hipótesis, Susana Díaz contará con la colaboración del partido del que es miembro el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, el que marca las pautas en política exterior que la líder socialista andaluza dice hay que seguir en el conflicto del Sáhara Occidental.

En esta línea se encuentra la declaración del titular de Exteriores con motivo del encuentro que mantuvo el pasado 24 de febrero con el envidado especial de la ONU para el Sáhara Occidental, Christopher Ross, al señalar que España apoya “su labor de búsqueda de una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable, que prevea la libre determinación del pueblo del Sahara Occidental en el marco de los principios y propósitos de la Carta de Naciones Unidas”. Una declaración “oficial” que repite habitualmente, aunque en otros círculos exprese el apoyo español a las propuestas marroquíes, como revelaron los documentos del Ministerio de Asuntos Exteriores marroquí y de su servicio secreto exterior (DGED) publicados por el tuitero que bajo el nombre de Cris Coleman ha provocado el Wikileaks marroquí.

El ministro García-Margallo, mientras tanto, una vez más, sigue guardando silencio sobre determinados hechos referentes a Marruecos y al Sáhara Occidental. No ha dicho nada sobre la supuesta relación deNadia Jalfi, mujer del embajador español en la India, Gustavo de Aristegui, con los servicios secretos del Reino de Marruecos, divulgada por el Wikileaks marroquí.

Desde su ministerio no se ha manifestado protesta alguna por la expulsión de cuatro canarios del Sáhara Occidental el 21 de febrero de 2014, aunque el Gobierno deberá responder a una iniciativa parlamentaria de la diputada de Coalición Canaria (CC) Ana Oramas en la que pide que España que exija explicaciones a Marruecos.

Y si el ministro de Exteriores no se pronuncia sobre las expulsiones de españoles del Sáhara Occidental -45 el pasado año-, territorio del que España sigue siendo administradora de iure y que se encuentrapendiente de descolonización, menos lo iba a hacer sobre los informes del Centro Robert F. Kennedy y Amnistía Internacional conocidos en febrero que denuncian las violaciones de los Derechos Humanos en la antigua colonia española.

La siguiente, en esta ocasión para especial conocimiento de la candidata a la Presidencia de la Junta de Andalucía, la socialista Susana Díaz, es una relación de hechos ocurridos en febrero de 2015 en el Sáhara Occidental bajo ocupación marroquí y ciudades del sur de Marruecos con amplia población saharaui, según datos de organizaciones de Derechos Humanos y medios de información saharauis, tanto oficiales como independientes.


http://www.elespiadigital.com/index.php/noticias/politica/8687-febrero-saharaui-susana-diaz-se-vera-en-el-dilema-de-tener-que-pedir-apoyo-a-partidos-favorables-a-la-causa-saharaui
Don't Miss