Latest

Sports

Gossip

Covered

El 8 de marzo viaja en el taxi de las saharauis

Ante la presión de la sociedad de confinarlas al rol tradicional de madres y esposas, las saharauis se esmeran en buscar salidas. Este 8 de marzo inauguran una cooperativa de taxis, donde las chóferes son mujeres. También lanzan una campaña que pretende convencerlas de ser candidatas en las contiendas políticas.

Sarai Martin, del Eje de Género de Mundubat y del Consejo de Dirección de la ong, compartió con ellas mientras celebraban en los campamentos de refugiados saharauis, en Tinduf, Argelia, el 40º Aniversario de la proclamación de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), el pasado 27 de febrero.

Las saharauis son fundamentales en el reparto de la ayuda humanitaria.
Mundubat: ¿Qué ha significado esta primera vez en los campamentos de refugiados saharauis?

Sarai Martin: “Lo he vivido con mucha admiración. No quedan tantos pueblos que se mantengan tanto tiempo luchando por su independencia. Y sorprende que esto suceda tan cerca. La situación política y económica es compleja, porque de los 83 países que han reconocido a la RASD, algunos se han echado para atrás.

“En lo económico, el problema es grave. Estamos hablando de la sobrevivencia de todo un pueblo. En las bodegas de la Media Luna Roja sólo había comida para mes y medio, y únicamente había patatas y aceite. Nos dijeron que a nivel de donantes, todos han bajado la ayuda.”
Como feminista, como defensora de los derechos humanos, ¿hubo conexión con las mujeres saharauis?

Sarai: “Se veía que las mujeres saharauis que visitamos en sus casas, deseaban compartir sus necesidades. Te contaban que en la mayoría de las casas no hay hombres y los que están, no son muy activos. Luego nos reunimos con las mujeres de la Unión Nacional de Mujeres Saharauis (UNMS), con las cuales Mundubat ha desarrollado trabajos. Visitamos la Casa de las Mujeres.

“La UNMS quiere desarrollar programas de formación en informática, idiomas, violencia, liderazgo, higiene en salud y nutrición, ya que la mayoría de las saharauis tiene anemia, debido a la escasez de alimentos.”
Hace 40 años, las saharauis levantaron los campamentos y pusieron los cimientos del refugio. ¿Siguen teniendo un rol importante?

Sarai: “Hay un retroceso. Ellas aceptan que han ido asumiendo una posición más sumisa. También pusieron el ejemplo de que antes, en los cargos políticos, rondaban el 34% de presencia y que ahora pelean por una cuota del 30%, la cual, confesaron, veían difícil de conseguir.

“A pesar de este panorama, se mantienen optimistas. La UNMS acaba de empezar una campaña para animar a las mujeres a participar como candidatas a cargos públicos en la política. La idea es convencerlas de que pueden ejercer otro rol, además de ser madres y esposas.”
Después de esta experiencia con las saharauis, ¿qué debe señalarnos a las mujeres un 8 de marzo?

Sarai: “La lucha continúa. Este 8 de marzo, las saharauis lo celebrarán con una actividad que se titula “La importancia del trabajo de las Mujeres para que sean autosuficientes”. Inaugurarán una cooperativa de taxis en Bojador. Un donante sueco dio un dinero a la UNMS que compró cuatro vehículos, convertidos ahora en taxis. Ya tiene a las cuatro saharauis con los permisos de trabajo y de conductoras.

“Si tiene éxito la cooperativa en Bojador, después replicarán la experiencia en otros lugares. Esta iniciativa es una respuesta a una limitante cultural que viven las saharauis a diario: ellas no pueden subirse a un vehículo conducido por un extraño. Únicamente sí el chófer es un familiar se atreven a contratar los servicios del taxi. En consecuencia, muchas caminan largas distancias y, a veces, por esto no asisten a las reuniones en la UNMS o a las mismas formaciones.

“En principio, las nuevas taxistas tienen ya clientas seguras. Asimismo han asumido el reto de destruir el estereotipo de que las mujeres no saben conducir bien un coche.”

El pueblo saharaui, 40 años después, aún espera el cumplimiento de las resoluciones de la ONU y la realización del Referéndum de Autodeterminación. Sarai Martin (segunda de izquierda a derecha) formó parte de la Delegación de la Comunidad Autónoma Vasca que apoyó la causa saharaui por su Independencia como nación.

Don't Miss