Latest

Sports

Gossip

Covered

Las verdades del Tribunal Europeo de Justicia

Es un rayo en un cielo que sólo Marruecos creía sereno. El pueblo saharaui logró ayer una importante victoria judicial, sobre todo desde el punto de vista político al tratarse de su propia existencia. En efecto, el abogado general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha declarado ni más ni menos, al reexaminar una denuncia del Frente Polisario relativa a la extensión a los territorios saharauis del acuerdo comercial que une la Unión Europea y Marruecos, que "el Sahara occidental no forma parte del territorio de Marruecos", añadiendo que "ni el acuerdo de asociación UE-Marruecos ni el acuerdo de liberalización le son aplicables."

Este alto responsable realizó un verdadero acto de pedagogía recordando a aquellos a los que se supone que no ignoran tales elementos como que "el Sahara Occidental está, desde 1963, inscrito por la ONU en su lista de territorios no autónomos sujetos a sa resolución (1514, ndr) relativa al ejercicio del derecho a la autodeterminación de los pueblos coloniales" y "subrayó que la Unión (Europea) y sus estados miembros nunca reconociero que el Sahara occidental forma parte de Marruecos o se encuentra bajo su soberanía". Y las decisiones relacionadas con esta posición abundan. Es el caso del acuerdo agrícola anulado en diciembre del 2015.

Esto es exactamente lo que hicieron los Estados Unidos en 2005 al excluir los territorios del Sahara Occidental del acuerdo de libre comercio que se disponían a concluir con Marruecos. Lo cual devuelve las cosas a su punto de partida y llama las cosas por su nombre. Desde hace una veintena de años y a pesar de todas las resoluciones de la ONU y el acuerdo entre el Frente Polisario y Marruecos que los países europeos habían decidido apoyar, Europa intenta alejarse. Cuestión de interés, se decía entonces, hasta el punto de inventar todo tipo de argumentos, falsos, por supuesto, como el que consiste en considerar a Marruecos como una autoridad de facto.

Sin embargo, es la ONU que, en una opinión jurídica emitida en 2003, había calificado a Marruecos como potencia ocupante, pulverizando este enfoque que permitía a Europa hacer negocios, y a Marruecos imponer su ocupación del Sahara Occidental. Fue suficiente para que la verdad sea puesta de relieve y por encima de los negocios. Pero de nada sirvió y Europa, después de los acuerdos de pesca que incluyen las aguas territoriales saharauis, ha incorporado otros productos provenientes de estos territorios a su acuerdo de asociación con Marruecos.

Es esta verdad que se ha desvelado en los últimos meses con el recurso del Frente Polisario reconocido como parte concerniente en este conflicto de conformidad con las resoluciones de la ONU y su plan de paz, identificando a las dos partes en el conflicto, siendo Marruecos la otra. Ahora que las cosa se han puesto en claro de nuevo, qué hará Europa, ya que el asunto sigue y seguirá siendo una cuestión de derecho y justicia?

Mohammed Larbi


El Watan, 14 sept 2016
Don't Miss