Latest

Sports

Gossip

Covered

Elecciones en Marruecos : Una nueva mascarada

El régimen corrupto y asesino de Marruecos acaba de organiza una nueva mascarada electoral cuyos resultados han sido definidos con anticipación para servir objetivos diplomáticos determinados.

Los comicios de este 7 de Octubre pretenden proyectar hacia el exteritor una imagen de democracia que sólo existe en la fértil imaginación de los estrategas marroquíes cuyos cálculos parten siempre del objetivo de afianzar la ocupación del territorio del Sáhara Occidental por Marruecos. 

Entre los medios instrumentalizados por Rabat para llegar a esta meta se encuentra la amenaza terrorista. En este contexto, el partido creado por el palacio para servir los intereses de la monarquía y sus secuaces es presentado como islamista, mientras que su otra creación que lleva la denominación de Partido de Autenticidad y Modernismo es presentado como un rival de tendencia liberal.

La actual mascarada electoral se celebra en medio de un ambiente electrificado por las prácticas de represión del régimen del rey Mohammed VI. Detenciones arbitrarias, torturas, asesinatos y persecución de los opositores y de los militantes saharauis son las constantes de los gobernantes marroquíes apoyados por la Francia colonialista y la complicidad europea.

Los partidos existentes son tolerados porque acatan la línea definida por le régimen y las elecciones las gana el partido designado por palacio, mientras la llamada prensa baila al son que toca la DGED, el servicio secreto marroquí encargado del espionnaje y el contraespionaje y su principal misión es servir los intereses del palacio y contribuir en la fabricación de una falsa imagen de un país democrático y próspero amenazado por los islamistas y las organizaciones terroristas y, de esta manera, atraer la simpatía y el apoyo de los aliados tradicionales de Occidentel en el contencioso del Sáhara Occidental.

Por lo tanto, todo el circo electoral montado por la dictadura marroquí no es más que una búsqueda de respaldo al lavado de cara del régimen con aparentes reformas políticas y promesa de transparencia en los resultados para dar a París una razón que justifique su apoyo a Marruecos y sus declaraciones que presentan a la oligarquía marroquí como un ejemplo de democracia, tolerancia y progreso.
Don't Miss